Conoce la realidad del trabajo infantil en nuestro país según las últimas estimaciones del DANE. Podemos hacer algo para que cambie la vida de muchos niños y niñas descargando la app 'Aquí Estoy' y reportando el trabajo infantil…

 

Según los registros del ICBF, estos grupos tienen en su poder niños y niñas desde la Primera Infancia, es decir entre 0 y 5 años. Sin embargo, se sabe que es desde los seis que empiezan a someterlos a las actividades de sus cuadrillas y a utilizarlos en las tareas del combate.


Jairo tenía poco más de tres años cuando fue sometido por las Farc a los horrores del conflicto armado, en el municipio de Vista Hermosa, departamento del Meta. Actualmente tiene 13 y ha dedicado cuatro de ellos a trabajar en la reconstrucción de su proyecto de vida, de la mano del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Él es uno de los 5.156 menores de edad que han sido atendidos por el ICBF, a través de su Programa de Atención Especializada a Niños, Niñas y Adolescentes Desvinculados de los Grupos Armados Organizados al Margen de la Ley, desde 1999, cuando empezó a operar.

“Son alarmantes las edades en que nuestros niños y niñas son reclutados por los grupos armados ilegales”, dijo el Director General del ICBF, Diego Molano Aponte. “Muchos de ellos nacen ya reclutados y algunos desvinculados nos han dichi que están allá desde los tres años”, reiteró.

Las estadísticas del ICBF revelan que durante el primer trimestre de este año, el número de menores de edad desvinculados de los grupos armados registró un aumento del 42% con respecto al mismo período del año anterior.

De acuerdo con la entidad, el 24% de los niños y niñas atendidos por esta causa dicen haber llegado a las filas de los grupos ilegales cuando tenían entre 3 y 12 años. Mientras tanto, el 76% señala que su ingreso fue entre los 13 y 18 años, registrando el índice más elevado a los 15 años.

“Los riesgos del reclutamiento y la utilización de niños por parte de grupos armados al margen de la ley, así como los mecanismos de coerción psicológica que usan para convencerlos, son reconocidos por el Gobierno Nacional que actúa para prevenirlo”, dijo Molano Aponte, al destacar la labor del ICBF fortalecer programas como el de atención especializada a desvinculados, que en la actualidad tiene 449 niños y adolescentes reconstruyendo sus proyectos de vida.

A excepción de Atlántico, Amazonas, Risaralda, Quindío y San Andrés, en todos los departamentos de Colombia se presenta el fenómeno del reclutamiento de menores de edad. Pese a ello, en la actualidad solo se conocen tres sentencias por este delito contra guerrilleros o paramilitares que se han acogido a la Ley de Justicia y Paz.

Si bien el número de denuncias por reclutamiento ilícito es mínimo, más bajo aún es el número de denuncias por utilización de menores de edad en las hostilidades o en acciones armadas, que es prácticamente nulo.

El Director del ICBF aseguró que la información con la que hoy cuenta el Gobierno Nacional permitirá avanzar en la garantía del derecho a la verdad, la justicia y la reparación integral de las víctimas de este delito.

Finalmente, Molano Aponte hizo un llamado a las familias para que se acerquen al Bienestar Familiar y a otras entidades del Estado, a denunciar casos en que sus hijos hayan sido enrolados en los grupos ilegales o estén en riesgo de hacerlo. De esta manera, contribuirán a evitar que ese manto de impunidad que ha caracterizado el fenómeno del reclutamiento de los niños y niñas persista.

Fuente: www.radiosantafe.com